Hansel y Gretel

Hansel y Gretel

Conoce el cuento de Hansel y Gretel

Hoy te voy a contar el cuento de Hansel y Gretel, una historia que nos enseña a no confiar de toda la gente, sobretodo los desconocidos.

Había una vez una familia la cual era muy pobre vivían muy cerca de un bosque: el señor leñador y su esposa y dos niños.

Que no era la mamá de aquellos niños le ayudaba a recolectar leña ya que no le gustaba cuidar a los niños y con el poco dinero que llevaban  a  casa hacia comida para los cuatro .

Cuando el papá de los niños no se encontraba en la  casa  la madrastra  era muy mala con ellos solo les daba pan duro y agua, pero  esto no lo sabía el leñador

Una noche el leñador ya acostado en su cama le pregunto a su esposa que era lo que iban a hacer ya que ya no había tanta leña que vender, la madrastra respondió pues hay que regalar a tus hijos.

El leñador le dijo que no pero la madrastra muy insistente seguía diciendo lo mismo hasta que le dijo tengo una mejor idea vamos a decirles que iremos de paseo al bosque.

Cuando lleguemos a lo más lejano de el prendemos una fogata y les damos de comer un pesado de pan eso les da sueño, luego cuando ya estén dormidos corremos nosotros de vuelta a casa.

Como será noche no sabrán regresar y pronto las fieras del bosque terminarán con ellos, el padre muy molesto le dijo que no.

La madrastra molesta le dijo entonces moriremos los cuatro de hambre y eso será peor, así que desde mañana comienzas a tallar nuestros ataúdes así por lo menos no nos comerán los lobos.

Después de mucho el leñador acepto la propuesta de su esposa.

Los niños, los cuales no habían cenado esa noche escucharon todo, pues no podían dormir ya que su pancita les tronaba de hambre, Grettel se puso a llorar pues sabía que jamás volvería a ver a su papá y a su hermano Hansel.

Por su parte le dijo a su hermanita que no se preocupara que nada malo les iba a pasar si estaban juntos.

Hansel y Gretel

Después de consolar a su hermana y dejarla dormida Hansel salió por la puerta trasera de su casa la cual tenía muchas piedritas blancas.

Las recogió y las guardo en su bolsa, regreso a su cama y hablo en voz bajita diciéndole a su hermana que no se preocupara que el la iba a cuidar.

Antes de que saliera el sol la madrastra fue a despertar a los niños diciéndoles que irían al bosque a realizar una convivencia en familiar.

Pero que de camino recogerían leña para hacer una fogata, quemar bombones y esten calientitos ya que el día era muy frío, los niños como ya sabían cual era su plan le dijeron que si.

La madrastra les dio la mitad de un bolillo casa niño y les dijo que lo guardarán para medio día por qué ya no había más.

Hansel le pidió a Grettel que guardara su pan pues el estaba lleno de piedras sus bolsillos, mientras todos caminaban Hansel siempre iba hasta tras dejando las piedritas para poder regresar a casa.

Cuando su papá se dio cuenta le dijo que apresurara el caminar que tenían que recoger mucha leña; el le contesto que estaba viendo cómo salía el sol, la madrastra le dijo que eso no era importante que caminara.

Y dándole un empujón lo puso delante de ella, en ese momento Grettel se preocupo mucho pues no sabía cómo iban a regresar, todo el camino fueron levantando leña.

Y cuando llegaron en medio del bosque les pidieron a Hansel y a Grettel hicieran un fogata para poner la leña y así  prendiera más rápido los niños como siempre eran muy obediente se pusieron a cavar el hoyo.

Una vez estando el hoyo pusieron la leña y su papá prendió fuego, mientras la madrastra les dijo que se sentarán cerca de la fogata que comieran su pan y que mientras ellos irían a recolectar algunas frutas para comer.

Mientras los niños comían su pan el leñador y su esposa se alejaron poco a poco hasta salir de aquel bosque, Hansel y Grettel ya cansados se quedaron dormidos y cuando despertaron ya era de noche todo estaba obscuro.

Grettel  comenzó a llorar pues le tenía mucho miedo a la obscuridad, Hansel le dijo que no tuviera miedo que en cuanto saliera la luna el iba a encontrar el camino para regresar a casa.

Y así así fue cuando la luna empezó a brillar Hansel tomo la mano de su hermana y siguiendo aquellas piedras regresaron a su casa; al amanecer tocaron la puerta y la madrastra muy sorprendida les dijo:

“Ay niños, yo pensé que ya no querían regresar a casa pasamos a buscarlos dónde los dejamos y ustedes ya no estaban…”

Por su parte su papá se puso muy contento pues no le parecía el haberlos abandonado en el bosque, la pobreza seguía en esa casa por lo que la madrastra seguía  pidiéndole  al leñador que fueran a dejar a los niños .

Pasaron algunos días y el leñador pensó que si era la mejor opción llevar a sus hijos al bosque igual y corrían con un poco de suerte y alguna familia de las que iban de paseo se los podían llevar.

Hansel y Gretel

Y así  fue como tomó la decisión de regresar de nuevo a los niños al bosque, por la noche lo platico con su esposa y ella feliz le dijo que sí que ella los despertarían muy temprano para llevarlos.

En esta ocasión Hansel no pido salir por piedritas blancas pues la madrastra ya había clausurado esa puerta y su puerta de enfrente rechinaba  mucho por lo que se quedó dormido sin antes prometerle a su hermana que nada malo les pasaría.

Y así fue a la mañana siguiente la madrastra los despertó y les dijo que irían de nuevo al bosque que mientras ellos jugaban su papá y ellos recogerían leña para venderla y tener para comer.

Les dio su mitad de pan y los llevo bosque adentro, Hansel en esta ocasión se puso a deshacer su pan y tirar migajas así  podrían regresar a casa.

Por fin llegaron al final del bosque, prendieron la leña, se sentaron junto a ella para que les diera calor y se quedaron ahí.

Cuando su papá y la madrastra comenzaron a alejarse Grettel le dio la mitad de su pan a su hermano, se lo comieron, jugaron un rato y el cansancio se apoderó de ellos por lo que decidieron dormir un rato.

Entonces despertaron y ya era de noche por lo que Hansel le dijo a Grettel que no se preocupara que en cuanto la luna comenzará a brillar encontrarían el camino para regresar a casa.

Mientras la abrazó, cuando por fin la luna comenzó a brillar se tomaron de la mano y empezaron el recorrido regreso a casa pero cuál fue su sorpresa que las migajas de ya habían desaparecido pues los pajaritos de ese bosque habían comido de ellas.

Grettel espantada dijo que era lo que harían Hansel le dijo que no se preocupara que el se había fijado bien del camino y podrían regresar a casa.

Caminaron toda la madrugada y no veían su casa cerca llegó la mañana y seguían caminando ellos se cansaron de tanto caminar y la tarde de ese día se quedaron dormidos bajo un árbol.

Al despertar tomaron unas cuantas frutas y se las comieron, así estuvieron por tres días cuando de repente escucharon el silbido de un pájaro el cual era tan blanco que les deslumbraba.

El pajarito comenzó su vuelo y los niños lo siguieron hasta que llegaron a una casa la cual estaba hecha de pan, con ventanas de donas, puerta de galletas.

Así fue como Hansel y  Grettel probaron de aquella casita y cuál fue su sorpresa que era demasiado dulce para ellos dentro de ese casa había un vaso de leche con bombones azúcar.

A los dos niños se les hizo delicioso y fueron a tomar del vaso, pocos poco fueron recorriendo la casa está que encontraron una cama muy blanca y suave ellos se recostaron dices eso que estaban en el cielo.

Ellos quedaron tan dormidos aquella noche que no escucharon que llegó una viejita la cual era una malvada bruja ella el verlos dormidos tan tranquilos dijo que esa noche los dejaría.

Pero a la mañana siguiente los tomo de las manos y se lo llevó a un lugar lejos de esa casita tan dulce que habían encontrado.

La malvada bruja les dijo que los dejaría porque había gente mala alrededor que quería acabar con ellos eso era mentira lo que quería era dejarlos ahí y hacerlos engordar mucho para después comérselos.

Hansel y Grettel al principio les pareció que era buena idea pero el paso de los días se dieron cuenta que todo era un mal plan, aquella bruja sólo quería acabar con ellos.

Así que como ellos empezaron a tratar de salir de la casa donde los dejó los llevó hasta un calabozo el cual cerro con una gran puerta de hierro.

Hansel y Grettel al ver esta situación decidieron que tenían que escapar muy pronto de ahí pero como le iban a hacer si las llaves de esa  puerta sólo las tenía la malvada bruja.

Por más que pensaba no se daban a la idea de cómo hacer hasta que una noche Hansel y dijo a su hermana te parece si le hablamos a la malvada bruja y le pedimos un pedazo de pan y un abrazo.

Y así cuando ya se acerque a darnos el abrazo nosotros le rogamos las llaves para poder escapar de aquí.

Y así fue como aquellos hermano lograron salir de aquella jaula donde los tenía la bruja pero ahora como podían regresar a casa.

Muy cerca de aquella casa donde los tenía la bruja había un río el cual daba al otro lado del bosque ellos no sabía nada ahora tenían ese gran problema como iban a pasar el río.

Hansel y Gretel

De pronto se acercó un patito al cual le pidieron que les ayudará a cruzar el río el patito accedió los dos hermanos cruzaron y se dieron cuenta que ya había casas y empezaron a reconocer el lugar así fue como lograron llegar a casa.

Cuando por fin encontraron su casa corrieron para buscar a su papá su papá estaba muy triste y con dolor por haberlos abandonado desde ese día los dos niños y su papá jamás se volvieron a separar.

Dale clic para leer más cuentos infantiles:

Leave a Reply